Uso Y Cuidado De Tu Mantenedor

¿Cómo puedo cuidar mi mantenedor?
La mayoría de los mantenedores son removibles, lo que significa que puede quitárselos para comer, cepillarse o limpiarse con hilo dental. Por esta razón son fáciles de extraviar. Mucha gente envuelve sus mantenedores en una servilleta mientras come, luego lo olvidan y tienen que gastar mucho dinero en uno nuevo. Una buena solución es llevar siempre consigo el estuche y guardar allí el retenedor cuando no lo esté usando. Para una protección adicional, guarde el estuche inmediatamente en su mochila, bolsa ó bolsillo, nunca lo deje sobre una mesa u otra superficie.

Su dentista puede darle información de cómo limpiar y cuidar su tipo específico de mantenedor. Sin importar el tipo de mantenedor, necesita asegurarse de no sentarse sobre él, no pisarlo, ni destruir ésta delicada y costosa pieza.

¿Cuánto tiempo necesito usar el mantenedor después de que me quitaron los frenos?
Su dentista le dirá el tiempo durante el cual deberá usar el mantenedor. Dado que el propósito de éste es prevenir que sus dientes regresen a su posición original, deberá usarlo hasta que su mandíbula y encías hayan tenido tiempo de estabilizarse alrededor de sus dientes recién alineados. Muchos ortodoncistas recomiendan que los niños y adolescentes usen sus retenedores hasta los 20 – 25 años – esto es cuando los dientes permanentes han terminado de salir y la mandíbula cesa de crecer.

OTROS ARTÍCULOS

Mejores consejos de cuidado bucal de la ORTODONCIA EN ADULTOS

  • Uso de hilo dental – Tener una rutina de uso de hilo dental es importante durante el tratamiento de ortodoncia. Los ortodontistas e higienistas pueden recomendarle cepillos interdentales o hilos para que sea más fácil limpiarse entre los dientes.

  • Rutina de cepillado – Usar una crema dental con flúor y un cepillo de dientes de cedras suaves es ideal para limpiar los dientes cuando se usan aparatos de corrección dental. Comience limpiándose con un ángulo de 45 grados con respecto a la línea de las encías mediante pequeños movimientos circulares. Luego ponga el cepillo en la parte superior de los aparatos, inclinándolo hacia abajo para cepillar la parte superior de cada aparato. Por último, reubique el cepillo para cepillar la parte inferior del aparato así como también el hilo, inclinando el hilo hacia arriba.

  • Enjuague bucal con flúor – Después del cepillado y el uso de hilo dental, enjuagarse con un enjuague bucal con flúor puede ayudar a evitar cavidades y puntos blancos.

  • Protectores bucales – Use un protector bucal si practica deporte. Los protectores bucales pueden proteger sus mejillas y labios de cortes graves y pueden evitar que se dañe su aparato u ortodoncia si se cae o se golpea el rostro.

¿Boca de metal? Ayuda a mantenerla limpia para el futuro.

Mantener los dientes limpios es más difícil con el uso de frenillos dentales. Prueba uno de nuestros productos para facilitar el proceso.