Gárgaras de agua con sal para el dolor de garganta

Mujer bebiendo agua

El dolor de garganta puede ser muy desagradable. La garganta puede sentirse irritada o seca, o hasta doler al tragar. El Semanario Primer Día señala que las infecciones virales, como la faringitis o la laringitis, son las causas más frecuentes del dolor de garganta. Otras causas son la faringitis estreptocócica, las alergias y el tabaco. En una semana, la mayoría de los dolores de garganta mejorarán por sí solos, pero mientras tanto los remedios caseros, como las gárgaras con agua con sal para el dolor de garganta, pueden ayudarte a sentirte mejor.

¿Por qué es beneficioso hacer gárgaras con agua con sal?

Hacer gárgaras con agua tibia con sal es un remedio casero muy extendido pero, antes de probarlo, tal vez quieras saber cómo actúa. La experiencia empírica demuestra que tomar líquidos calientes puede contribuir a aliviar las molestias que acompañan al dolor de garganta. De entre los remedios más conocidos, la revista Bien Natural recomienda el agua con sal por su probada capacidad de destruir las bacterias, reducir el dolor y diluir la mucosidad, de modo que su uso está especialmente indicado para aliviar los síntomas.

Cómo hacer gárgaras para el dolor de garganta

Para hacer una solución de agua con sal, solo se necesitan dos cosas: sal y agua tibia. Es importante que el agua esté tibia para que la sal se disuelva. El Portal Salud y Nutrición aconseja mezclar 1/4 o 1/2 cucharadita de sal de mesa a un vaso de agua tibia.

Hacer gárgaras con agua salada es un remedio casero bien sencillo. Acá te contamos cómo probar este método:

  1. Crear una solución de agua con sal
  2. Hacer gárgaras con la solución
  3. Escupir la solución sin tragarla
  4. Repetir todas las veces necesarias para aliviar el dolor de garganta

Aunque las gárgaras con agua con sal pueden ayudar a aliviar la garganta irritada o dolorosa, no cualquiera puede hacerlo. Sin embargo, se observa una frecuente dificultad en los niños menores de 6 años para hacer gárgaras correctamente. Por esta razón, no se recomienda que los niños pequeños hagan gárgaras.

Otros remedios útiles para el dolor de garganta

Hay muchos remedios caseros que pueden ser útiles. Además de las gargaras con agua con sal para el dolor de garganta, el artículo anterior propone seguir una serie de consejos para reducir las molestias:

  • Descansar mucho
  • Tomar líquidos para mantener la garganta humedecida
  • Tomar pequeños sorbos de líquidos calientes, como tés o sopas
  • Tomar helados
  • Chupar caramelos duros o sin azúcar
  • Evitar el humo de cigarrillo y otros irritantes

Sin embargo, los remedios caseros no siempre bastan para curar un dolor de garganta. Más allá de estos remedios caseros, siempre es recomendable visitar a un médico en caso de detectar síntomas de faringitis estreptocócica como fiebre, dolor al tragar, o amígdalas rojas e inflamadas. Además, consultá a un médico si tenés saliva con sangre, dificultad para tragar o respirar, dolor articular o cualquier otro síntoma que te preocupe.

Higiene oral con dolor de garganta

Es fácil dejar de lado la rutina de higiene oral cuando sentís la garganta seca, irritada y dolorida. Sin embargo, para mantener la boca sana, es importante cepillarse los dientes dos veces al día y usar hilo dental a diario.

Una vez que te mejores, podés plantearte cambiar el cepillo dental. Aunque las probabilidades de reinfectarse con el propio cepillo dental no son abundantes, para mayor tranquilidad es conveniente cambiarlo. Si has tenido el cepillo de dientes durante tres o cuatro meses, sin duda es tiempo de cambiarlo.

Si sufrís de garganta seca y áspera, los remedios caseros pueden ayudarte a aligerar las molestias. Las gárgaras con agua con sal para el dolor de garganta pueden proporcionar algo de alivio, al igual que otros sencillos remedios caseros. Si te preocupa tu dolor de garganta, consultá a un médico para obtener consejos sobre cómo abordar el problema de un modo óptimo.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Efectos de las AFECCIONES RESPIRATORIAS sobre la salud bucal

Por ejemplo, las personas que sufren ciertas enfermedades respiratorias pueden usar medicamentos antiinflamatorios, lo cual significa que pueden sufrir boca seca, aumento de la placa y desarrollo de gingivitis, y más sensibilidad a infecciones fúngicas.