Diez Cosas Que No Sabía Sobre La Lengua Para Un Cuidado Bucal Completo

VISTAS:

¿Recuerda cuando la lengua servía para dos fines principales: lamer conos de helado y molestar a su hermano sacándole la lengua? Pero sus funciones van más allá de comer postres y tener actitudes juveniles. Aquí van diez cosas que no sabía sobre la lengua, incluidas algunas de sus funciones.

La lengua promedio mide diez centímetros de longitud

La lengua consiste en dos partes: la anterior y la posterior. La lengua anterior es mayoritariamente visible y constituye alrededor de dos tercios de la longitud total de la lengua. La lengua posterior se encuentra cerca de la parte trasera de la garganta y conforma el tercio de longitud restante.

La lengua ayuda en la digestión y la limpieza de la boca

De acuerdo con el Centro Nacional de Información Biotécnológica (National Center of Biotechnology Information, NCBI), la lengua inicia el proceso de digestión al trasladar la comida durante la masticación y la deglución (el proceso de tragar). Está sujeta al piso de la boca mediante un pliego conocido como frenillo. La punta de la lengua, conocida como ápice, no está directamente sujeta al piso de la boca, lo que le permite alcanzar las partes superiores de la boca para limpiarla y para hablar.

La lengua tiene entre 3000 y 10 000 papilas gustativas

Increíble, pero cierto: la lengua tiene de 3 000 A 10 000 papilas gustativas, según Rene Smith, creador de la página web Science Kids. La lengua tiene un papel insustituible en el sentido del gusto, que depende de las papilas gustativas que se encuentran en la superficie de la lengua. Las papilas contienen receptores gustativos que detectan los sabores de los alimentos.

La lengua puede detectar cinco tipos de sabor

La percepción del sentido del gusto se divide en cinco categorías: dulce, agrio, amargo, salado y umami. Antes de que los receptores gustativos de la lengua puedan reconocer el sabor, la saliva debe humedecer la comida.

Las bacterias de la lengua pueden causar mal aliento

Ese sabor en la boca no siempre desaparece durante la noche. De acuerdo con los Especialistas en Aliento de los E.U.A., hasta 60 millones de personas en los Estados Unidos sufren de mal aliento crónico o halitosis. Como señala Jordan D. Davis, DDS, la causa puede ser la acumulación de bacterias en la lengua. Una solución puede ser el uso de un cepillo dental de cerdas suaves que cuide del esmalte dental y que tenga un limpiador de lengua en la parte trasera para eliminar las bacterias.

La lengua tiene ocho músculos

Los cuatro músculos intrínsecos no están sujetos a ningún hueso y le permiten a la lengua cambiar de forma. Los cuatro músculos extrínsecos, en cambio, están sujetos a una estructura ósea y le permiten a la lengua cambiar de posición. Juntos, estos músculos le permiten a la lengua moverse en direcciones diferentes, lo que posibilita el habla.

Puede producir más de 90 palabras por minuto

Las personas dependemos de la enorme agilidad y flexibilidad de la lengua para hablar. La lengua trabaja en conjunto con los labios y los dientes para transformar los sonidos producidos por las cuerdas vocales en sílabas y palabras.

La punta de la lengua es muy sensible

De acuerdo con el NCBI, esto le permite realizar dos funciones: En primer lugar, determina las "características mecánicas" de los alimentos. Es por eso, por ejemplo, que una espina de pescado se siente mucho más grande de lo que es en realidad. En segundo lugar, después de cada bocado, la lengua recorre la boca en busca de restos de alimentos masticados.

La lengua tiene una línea de defensa

La lengua tiene células defensoras que conforman la amígdala lingual, según el NCBI. La amígdala lingual se ubica en la parte posterior de la boca en la base de la lengua y es parte del anillo de Waldeyer. Las amígdalas del paladar y las adenoides trabajan junto con la amígdala lingual para proteger al cuerpo contra los microorganismos que entran por la boca.

La lengua puede albergar bacterias

Cuando pensamos en la salud bucal, solemos enfocarnos en cepillarnos los dientes, en usar hilo dental y un enjuague bucal. Sin embargo, hay muchas razones por las que la salud de la lengua es igual de importante que la de los dientes. Una lengua sin bacterias es la clave para prevenir afecciones graves como la enfermedad de las encías y las caries, así como malestares menores como el mal aliento.

A pesar de ser pequeña, la lengua tiene una gran importancia. Juega un papel indispensable en el sentido del gusto y en la habilidad para comer, digerir y hablar. Por eso es mejor darle importancia. 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cuáles son las partes del diente?

Cada diente tiene varias partes diferentes; aquí le presentamos un resumen de cada parte:

  • Esmalte – es la parte externa y más dura del diente que posee el tejido más mineralizado del cuerpo. Pueden dañarlo las caries si no se cuidan los dientes correctamente.

  • Dentina – es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries pasa a través

  • Pulpa – es el tejido blando que se encuentra en la parte central de todos los dientes, donde están ubicados el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si las caries alcanzan la pulpa, normalmente se siente dolor y puede ser necesario realizar un tratamiento de canal.