Definición

Conocida por su término médico, xerostomía, la sequedad bucal se presenta cuando no tienes suficiente saliva para mantener tu boca húmeda e hidratada.

Señales y Síntomas

Todos sentimos la boca seca de vez en cuando. Es cuando esta sensación no se va que puedes tener un problema produciendo saliva. Los síntomas de sequedad bucal incluyen:

Una sensación pegajosa y seca en la boca o garganta

Problema masticando, tragando, saboreando o hablando

Una sensación de ardor en la boca

Lengua seca, correosa

Labios partidos

Irritación de las encías

Caries más frecuentes

Llagas bucales

Mal aliento

Causa

La sequedad bucal puede ocurrir cuando las glándulas de la boca que producen saliva no están trabajando adecuadamente. Algunas causas comunes incluyen nerviosismo, estrés, ciertos medicamentos, envejecimiento, terapia del cáncer (radiación/quimioterapia), y trastornos del sistema inmune tales como el síndrome de Sjögren, fumar y el uso de metanfetaminas.

El síndrome de Sjogren es una enfermedad crónica del sístema autoinmune en el cual las células blancas de la sangre en una persona atacan las glándulas productoras de humedad, los ojos y las glándulas salivales en la boca.


El síndrome de Sjogren puede causar ojos secos, sequedad bucal, fatiga y dolor en las articulaciones. También puede causar disfunción en otros órganos, tales como los riñones, el sistema gastrointestinal, vasos sanguineos, pulmones, hígado, pancreas y el sistema nervioso central.1


Los problemas bucales que pueden ocurrir son sequedad bucal, glándulas salivales inflamadas, aumento de caries y enfermedad de las encías. Sigue los procediemientos de una buena higience bucal y visita a tu dentista para limpiezas profesionales regulares.

 

Diagnóstico

La única manera permanente de curar la sequedad bucal es tratar su origen. Si tu sequedad bucal es el resultado de un medicamento, tu doctor puede cambiar tu prescripción o tu dosis. Si tus glándulas salivales no están trabajando adecuadamente, pero aún producen algo de saliva, tu doctor puede darte medicina que ayude a las glándulas a trabajar mejor.

Prevención

Existe un número de medidas que puedes tomar para ayudar a minimizar la sequedad bucal, incluyendo:

Beber agua o refrescos sin azúcar frecuentemente y durante las comidas.

Evitar bebidas con cafeína, tales como café, té, y algunas sodas.

Recomendación profesional para algunos productos de cuidado bucal que te ayudarán a humedecer la boca.

Masticar chicle sin azúcar o chupar caramelos duros sin azúcar para estimular el flujo de saliva. Dulces con sabor a cítricos, canela y menta son buenas opciones.

Evita el tabaco o alcohol, que secan la boca.

Minimiza comidas picantes o saladas, las cuales pueden causar dolor en una boca seca.

Evita el azúcar y los alimentos ácidos.

Usa un humidificador en la noche.

Tratamiento

El tratamiento para la sequedad bucal depende de qué esté causando el problema. Si piensas que tienes sequedad bucal, visita a tu dentista o doctor para determinar la causa.

Si tu boca está seca debido a medicamentos, tu doctor podría cambiarte la medicina o ajustar la dosis.

Si tus glándulas salivales no están trabajando bien pero aún producen algo de saliva, tu doctor o dentista podría recetarte un medicamento de venta libre o prescripción (tabletas de Salogen o Evoxac) que estimulan más saliva.

Tu doctor o dentista podría sugerirte que uses saliva artificial para mantener tu boca húmeda.

Complicaciones

Si tienes sequedad bucal todo el tiempo o casi siempre, aparte de que puede ser incómodo - puede tener serias consecuencias para tu salud bucal. La sequedad irritata los tejidos blandos de la boca, puede inflamarlos y hacerlos más propensos a infecciones. Sin los efectos limpiadores de la saliva, las caries y otros problemas de salud bucal se vuelven mucho más comunes. Es importante que cuides bien tus dientes y encías. Cepíllate dos veces al día, y usa hilo dental a diario o usa un limpiador interdental una vez al día para remover placa dental y restos de comida de entre los dientes donde tu cepillo de dientes no alcanza a llegar.

Otra Información Sobre la Sequedad Bucal