Compendio

Frenillos, terceros molares, apariencia facial y mal aliento son sólo unas cuantas cosas que tus adolescentes tienen para preocuparse mientras hacen la transición de la infancia a la edad adulta.

La mejor manera para los adolescentes de disfrutar una agradable sonrisa y dientes saludables es continuar con los buenos hábitos de salud bucal que comenzaron en la infancia temprana.

Estos son unos cuantos consejos para ayudar a tu niño a pasar por la adolescencia sin caries:

Incentiva a tu adolescente a que cuide sus dientes. Esto significa cepillarse los dientes al menos dos veces al día y usar hilo dental una vez al día. Los adolescentes se preocupan mucho de cómo lucen. Ayuda a que tu adolescente entienda que una higiene bucal deficiente puede conducir a manchas, mal aliento, la pérdida de dientes y muchos otros problemas bucales.

Da buen ejemplo. Si tú cuidas bien tus dientes, tu adolescente notará que una buena higiene bucal es importante para ti. Tus conversaciones y advertencias no parecerán exageradas y tomarán más peso.

Mantén bastantes suministros de salud bucal siempre a mano. Mantén cepillos de dientes suaves, hilo dental saborizado de colores o plástico y crema dental de buen sabor en tu baño. Incluso puedes mantenerlos en la cocina para usar más rápido si tus adolescentes están apurados.

No compres comida chatarra. En vez de eso, mantén muchas frutas y vegetales en casa para bocadillos.

Habla con tus adolescentes acerca de los peligros de fumar y los riesgos para la salud bucal que esto causa. Además, algunos adolescentes se ven en medio de presiones sociales para comenzar a fumar o ponerse piercings bucales. Es importante para los padres exponerles los peligros, así sus adolescentes sabrán las consecuencias de sus elecciones.

Comprensión

Al ir creciendo los adolescentes enfrentan ciertos problemas dentales, tales como tener frenillos o tener que sacarse las muelas del juicio. Muchos de estos procedimientos son una parte normal de la vida, mientras que otros son medidas proactivas que los dentistas toman para ayudar a asegurar una vida completa de salud bucal.

Éstos son algunos buenos temas para compartir con tus adolescentes:

Los frenillos son más que una sonrisa bella. Los dientes derechos también son más fáciles de limpiar, contribuyen a tener encías saludables, dan una apariencia facial balanceada y son menos propensos a astillarse.

Las muelas del juico, también llamados terceros molares, no siempre tienen suficiente espacio para salir durante los últimos años de la adolescencia o poco después de los 20s. Las muelas del juicio impactadas pueden dañar los dientes aledaños o causar infección, y podrían necesitar un cuidado especial.

El mal aliento, o halitosis, usualmente viene de las bacterias que se forman sobre la lengua. En muchos casos, un simple cambio en los hábitos de higiene bucal personales de tu adolescente pueden refrescar su aliento, comenzando con una buena higiene bucal, cepillarse la lengua y visitar regularmente al dentista.

Blanquear los dientes puede hacerse con cremas dentales blanqueadoras, enjuagues bucales y cepillos de dientes. El dentista también ofrece opciones de tratamiento blanqueador que se realizan en el consultorio dental y en casa.

Los productos de tabaco contienen toxinas que pueden causar varios tipos de cáncer, enfermedad de las encías, mal aliento, decoloración de los dientes y una disminución del sentido del olfato. Es más fácil vencer un hábito de fumar al principio que más adelante.

Las perforaciones bucales o piercings pueden tener efectos adversos en la salud de tu lengua, labios, mejillas y úvula. Problemas bucales asociados con tragar / aspirar joyas, discapacidad del habla, dientes partidos y recesión de las encías pueden ocurrir. Los profesionales dentales son un gran recurso puesto que ellos pueden educar los adolescentes acerca de los peligros y complicaciones potenciales de los piercings bucales.

Planeación

'Cuidar bien tus dientes significa protegerlos a toda hora. Dependiendo de dónde estés o qué estés haciendo, ciertos pasos te pueden ayudar a prevenir lesiones e infecciones.

Hacer Deporte

Debido a la propia naturaleza de muchos deportes — especialmente el fútbol, hockey, béisbol y baloncesto — la Asociación Dental Americana recomienda el uso de un protector de boca o protector bucal. Estos dispositivos usualmente cubren los dientes superiores y pueden ayudar a amortiguar un golpe a la cara, minimizando el riesgo de dientes rotos y lesiones en los tejidos suaves de la boca. Los protectores bucales también pueden reducir el riesgo de que los dientes se astillen o desprendan durante un juego o entrenamiento y ayudan a proteger los dientes, labios, lengua, cara y mandíbula.

Cepillarse y Usar Hilo Dental con Frenillos

Si tu higiene bucal no fue la mejor antes de que tuvieras frenillos, es el momento de mejorarla. Cuidar tus dientes y encías se vuelve súper importante cuando usas frenillos, y cuidarlos significa tomarte tiempo para cepillarte los dientes y usar hilo dental regularmente. Usa un cepillo de dientes de cerdas suaves, crema dental con fluoruro y cepilla delicadamente y usa hilo dental para remover restos de comida y placa dental de entre tus dientes y encías y de los soportes de los frenillos.

Estos son algunos consejos adicionales:

Cepíllate y usa hilo dental después de las comidas para remover comida que se queda entre los dientes o los alambres de tus frenillos y sobre los soportes.

Usa el hilo dental de manera delicada. Usa un enhebrador de hilo dental, enhebra el hilo dental y ponlo delicadamente sobre el alambre de los frenillos y luego ponlo entre dos dientes. haz una forma de letra C y luego empuja y hala para remover placa y restos de comida sobre y debajo de la línea de las encías.

Evita cualquier comida pegajosa, fibrosa o dura tal como caramelos o dulces blandos y las palomitas de maíz o pretzels duros, y asegúrate de no masticar hielo.

Los adolecentes que se comen las uñas o mastican lapiceros pueden dañar sus frenillos muy fácilmente.

Cirugía de las Muelas del Juicio

Las extracciones quirúrgicas, en el casa de remover muelas del juicio impactadas, generalmente causa más dolor después del procedimiento que las extracciones mismas. El nivel de molestia y cuánto dura dependerá de qué tan difícil fue remover tu muela o muelas. Tu dentista te puede recetar medicamentos para el dolor por unos cuantos días y luego sugerirte un medicamento anti inflamatorio sin esteroides (NSAID). La mayoría del dolor desaparece en un par de días.

¿Todo está cambiando? No olvides cuidar tus dientes

Muchos cambios ocurren durante la adolescencia pero eso no significa que tus dientes deban sufrir. Practica una buena higiene bucal con uno de estos productos para adolescentes.

  • Crema Dental Colgate® 2 En 1 Whitening

    Show off your brighter, whiter smile as Colgate 2 in 1 Dental Whitening Gel works to gently remove teeth stains to reveal the natural whiteness of your teeth
  • Colgate® Max Fresh® Cool Scrub®

    Combate el mal aliento con la crema dental Max Fresh® Cool Scrub®. Repleta de micro-limpiadores, esta fórmula exclusiva ayuda a limpiar tus dientes y lengua para combatir el mal aliento.
  • Colgate® Max Fresh® Shockwave™

    Aprende más acerca de la crema dental Colgate® Max Fresh® Shockwave™ con perlas micro-congelantes para una increíble frescura duradera. Combate la halitosis con Max Fresh® Shockwave™.