Amalgama dental: ¿un riesgo para la salud?

niña en cita odontológica

La amalgama dental es un material común que se usa para rellenar las caries. Los empastes hechos con amalgama también se conocen como empastes de plata. Con los años, las preocupaciones sobre el uso de la amalgama han ido en aumento dado que contiene mercurio. Estas son algunas preguntas frecuentes sobre la amalgama dental.

¿Qué es la amalgama?
La amalgama es una combinación de metales que forman el material de empaste más popular y eficaz usado en odontología en los últimos 150 años. Aunque a veces se conoce como «amalgama de plata», la amalgama es una combinación de metales. Estos incluyen plata, mercurio, estaño y cobre. También pueden usarse pequeñas cantidades de zinc, indio o paladio.

Ahora ya se pueden usar materiales del color de los dientes para restaurarlos. Por lo tanto, la amalgama se usa menos que antes. No obstante, los materiales nuevos no se pueden usar en todas las situaciones. La amalgama es menos costosa que otros materiales. También se mantiene mejor con el tiempo, especialmente en dientes que sufren mucha presión y desgaste al masticar.

¿Qué tan segura es la amalgama?
Son millones las personas que tienen empastes de amalgama. La preocupación surgió por el mercurio que contiene la amalgama.

Se han realizado muchos estudios sobre los empastes de amalgama. En 2009, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) evaluó esta investigación. No encontró razones para limitar el uso de la amalgama. La FDA concluyó que los empastes de amalgama son seguros para adultos y niños mayores de 6 años.

Sin embargo, algunos grupos le pidieron a la FDA que reconsiderara. Y esa revisión se está llevando a cabo.

Consulta la página de información sobre amalgama de la FDA para saber más.

¿Por qué se usa mercurio en la amalgama?
El mercurio se usa en la amalgama porque ayuda a que el material del empaste sea moldeable. Al mezclarse con un polvo de aleación, crea un compuesto que tiene la suavidad necesaria para mezclarse y presionarse al interior del diente. Pero a la vez, se endurece rápidamente y puede soportar las fuerzas que se ejercen al morder y al masticar.

¿A qué se debe la preocupación sobre el mercurio en la amalgama?
El mercurio es un metal que se encuentra de forma natural en el ambiente. El mercurio se presenta en forma líquida, como en los termómetros. Al calentarse, se convierte en gas. También se puede combinar con muchos otros materiales.

Todos estamos expuestos al mercurio a través del aire, el agua potable, la tierra y los alimentos. Ha surgido la preocupación, por ejemplo, sobre la cantidad de mercurio que se acumula en el pescado a causa de la contaminación. Las fábricas y los combustibles que contienen mercurio lo liberan en el aire. El mercurio proveniente de todo tipo de fuentes se puede acumular en los órganos corporales.

Y como con la mayoría de sustancias, el grado de daño que causa el mercurio en el cuerpo se relaciona con la cantidad. En niveles muy bajos, no causa efectos dañinos. En niveles más altos, como en el caso de trabajadores expuestos al mercurio en sus entornos laborales, el mercurio puede causar diversos síntomas. Entre ellos, la ansiedad, irritabilidad, pérdida de memoria, dolores de cabeza y fatiga.

La controversia sobre la amalgama se centra en cuánto mercurio se libera de las amalgamas y cuánto absorbe el cuerpo. En el pasado, se creía que los empastes de amalgama eran inertes. Es decir que no se liberaba mercurio una vez que el empaste se colocaba en la boca. En los últimos años, se han llevado a cabo sofisticadas pruebas que cambiaron esta idea. Pequeñísimas cantidades de mercurio en forma de vapor pueden liberarse a medida que el empaste de amalgama se va desgastando.

La investigación sobre este tema es compleja y ha llegado a diversas estimaciones de la cantidad real de mercurio que se libera. No obstante, muchas de estas revisiones han concluido que cualquier cantidad liberada por la amalgama en la boca es mínima.

Los estudios muestran que la cantidad de mercurio al que estamos expuestos por nuestros empastes es menor que la cantidad a la que la mayoría de las personas están expuestas en su entorno cotidiano y en los alimentos que ingieren.

¿Algunas personas tienen reacciones a la amalgama?
En algunos casos, hay personas con reacciones alérgicas al mercurio de la amalgama. La Asociación Dental Americana afirma que se han reportado menos de 100 casos de este tipo de alergia. A las personas alérgicas a la amalgama se les puede colocar otro tipo de material de empaste.

¿Las mujeres embarazadas deberían preocuparse por los empastes de amalgama?
Las investigaciones no han hallado efectos en la salud de los empastes de amalgama en mujeres embarazadas. Sin embargo, el mercurio sí puede permear la placenta. En general, los dentistas aconsejan que las mujeres embarazadas eviten cualquier atención dental innecesaria. Las mujeres deberían evitar los empastes de amalgama durante el embarazo. Los dentistas sugieren otros materiales para mujeres embarazadas que necesiten que se les rellene alguna caries.

¿Alguien más debería considerar alternativas a los empastes de amalgama?
Las preocupaciones sobre el mercurio se relacionan con la cantidad total de mercurio que se absorbe de todas las fuentes. Por lo tanto, sería recomendable que aquellas personas que tienen alta exposición al mercurio evitasen las amalgamas. Entre los ejemplos están las personas expuestas al mercurio en sus entornos laborales, o quienes se alimentan con grandes cantidades de mariscos y pescados.

Si la amalgama es segura, ¿por qué mi dentista toma precauciones al manejarla?
Dado que los dentistas trabajan con mercurio casi a diario, deben tomar medidas de seguridad. Sin protección, los dentistas podrían inhalar los vapores de mercurio. Con el tiempo, esta exposición puede producir síntomas de intoxicación por mercurio.

Para hacer amalgama dental, los dentistas mezclan un líquido de mercurio con un polvo que contiene plata, estaño y otros metales. Los dentistas compran cápsulas especiales que contienen el polvo y el líquido de mercurio, separados por una membrana. Usan maquinaria especial para perforar la membrana y mezclar la amalgama que permanece en la cápsula. Cuando se termina de mezclar, se abre la cápsula. A la hora de colocar la amalgama en la boca, el mercurio habrá formado un compuesto con los otros metales, y ya no será tóxico.

Si te van a poner o retirar un empaste de amalgama, tu dentista usará una succión potente para retirar cualquier exceso de amalgama que haya quedado en tu boca. Los consultorios dentales tienen sistemas de eliminación de residuos especiales para la amalgama que sobra. Se instalan colectores especiales en los drenajes de los lavaderos y en los tubos de succión para evitar que la amalgama pase al sistema de desagüe.

¿Existen alternativas a la amalgama?
Ahora hay una amalgama dental que contiene indio así como mercurio. El indio ayuda a retener el mercurio para que se libere menos en el ambiente. También hay amalgamas con alto contenido de cobre. Contienen menos mercurio y más cobre.

Los dentistas usan otros materiales para restaurar los dientes. Entre los cuales están la resina compuesta, la porcelana y el oro. La amalgama es más fuerte que la resina compuesta y requiere pasar menos tiempo en el sillón del dentista. La resina compuesta es un material del color de los dientes. Dado que se desgasta más rápido que la amalgama, la resina compuesta no puede usarse en todas las situaciones.

¿Debo visitar un consultorio donde no se trabaje con amalgama?
No es necesario tratarse en un consultorio donde no se trabaje con mercurio. No obstante, si tienes alergia al mercurio, quizá sí debas reconsiderarlo. Si te preocupan los empastes de amalgama, habla con tu dentista sobre ello. Pregunta a tu dentista sobre alternativas a la amalgama para ti.

¿Debería hacer que me retiren mis empastes de amalgama?
Deberás cambiar tus empastes de amalgama solo cuando ya estén desgastados, rotos o cuando haya caries debajo del empaste. No hay pruebas de que puedan causar un problema.

Retirar buenos empastes de amalgama causa una pérdida innecesaria de partes sanas del diente y podría liberar más mercurio. Si te preocupa la amalgama, habla sobre posibles opciones con tu dentista.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Qué Esperar Durante un EMPASTE

  1. Anestesia local – Al comienzo de tu procedimiento de empaste se te podría suministrar anestesia local para adormecer el área alrededor del diente.

  2. Remocíon de la Caries Dental – Luego el dentista cortará a través del esmalte usando un taladro para remover cualquier caries. Luego de que el dentista remieve la caries, éste le dará forma al espacio para alistarlo para el empaste.

  3. Grabado – Para un empaste pegado tu dentista grabará el diente con un gel ácido antes de colocar el empaste.

  4. Aplicación de la Resina – Para ciertos tipos de empastes el dentista aplicará la capa de resina y la endurecerá usando una luz brillante. Esto la hace fuerte.

  5. Pulido – Después de que el empaste ha sido colocado, tu dentista pulirá el diente.

¡Combate las caries ahora para ayudar a prevenir empastes en el futuro!

Las caries no son divertidas, y a nadie le gusta que le pongan empastes. Usa una crema dental con protección anticaries para ayudar a preventir viajes extras al dentista.