¿Es conveniente ponerse un tatuaje en los labios?

Joven comiendo un dulce

Aunque las tendencias de modificación corporal cambian, las modificaciones en sí tienden a ser permanentes. Un año se llevan los tatuajes tipo brazalete; al año siguiente, son tendencia las perforaciones múltiples. Últimamente, los tatuajes labiales han ganado muchos adeptos a raíz de que las celebridades han mostrado sus tatuajes en los labios internos, y la demanda de artículos de maquillaje y barras labiales permanentes ha aumentado.

Un tatuaje labial es diferente de otras formas de tatuajes. Si estás pensando en ponerte tinta en el interior de la boca, esto es lo que necesitás saber.

Tipos de tatuajes labiales

Los tatuajes labiales suelen referirse o bien a la parte interna del labio inferior, o bien a la zona del delineador labial o la barra de labios en la parte externa de los labios.

Los tatuajes del labio interno generalmente son pequeños motivos o expresiones cortas inyectadas con tinta en la carne del interior de la boca. Los tatuajes solo son visibles si se abre la boca y se tira del labio inferior hacia abajo.

En cambio, los tatuajes de delineador labial o barra de labios son un tipo de maquillaje permanente. Los tatuajes de delineador de labios acostumbran a crear un efecto de volumen, mientras que los tatuajes de barra de labios pueden eliminar o reducir la necesidad de maquillarse los labios todas las mañanas.

¿Los tatuajes labiales son más arriesgados que otros tatuajes?

Como señala La Nación, todos los tatuajes entrañan riesgos. Los riesgos más frecuentes asociados a los tatuajes son infección, reacción alérgica a la tinta, hinchazón, erupciones o cicatrices.

Los tatuajes del labio interno pueden ser particularmente propensos a las infecciones por la gran cantidad de bacterias presentes en la boca, señala el diario digital Hepatitis 2000. Además, existe riesgo de irritación de la zona del tatuaje, especialmente al ingerir alimentos ácidos, como cítricos, vinagre o tomate, o al fumar o masticar tabaco.

También vale la pena señalar que los tatuajes labiales, tanto dentro como fuera de la boca, tienden a desvanecerse antes que otros tipos de tatuajes. Los tatuajes del labio interno son más propensos a perder intensidad por la forma de cicatrizar de esta zona. Para la mayoría, el tatuaje del labio interno solo durará unos años. En algunos casos, el tatuaje puede desaparecer por completo después de unos pocos meses.

Los tatuajes de delineador labial o barra de labios no desaparecen por completo como los tatuajes del labio interno, pero su color pierde intensidad con el tiempo, ya que los labios producen nuevas células cutáneas que hacen que las células viejas se desprendan. Este artículo periodístico informa de que los tatuajes de maquillaje permanente suelen usar pigmentos en lugar de tinta, lo que les da un aspecto más natural pero también acelera la pérdida de intensidad del color.

La elección del tatuador

No podés eliminar los riesgos que entraña un tatuaje labial, pero sí podés reducir en gran medida el riesgo de complicaciones o infecciones eligiendo el tatuador adecuado. Investigar de antemano y obtener recomendaciones de amigos o familiares que ya tengan tatuajes puede ayudarte.

Es conveniente pedirle al tatuador que te muestre fotos de trabajos anteriores, y concretamente de tatuajes labiales. Acudí al local de tatuajes donde se realizará el trabajo y asegurate de las condiciones de higiene. Además, algunos tatuadores pueden negarse a trabajar en los labios por sus riesgos, así que tal vez tengas que buscar un poco.

Preparación de los tatuajes labiales y cuidados posteriores

Hay varias cosas que podés hacer antes y después de tatuarte los labios para minimizar el riesgo de complicaciones y favorecer la cicatrización. Si tenés antecedentes de herpes labial, planteate tomar medicamentos antivirales antes de tatuarte los labios para reducir la posibilidad de un brote.

Tu tatuador probablemente te recomiende seguir usando enjuagues bucales antibacterianos después del tatuaje. También tendrás que tener precaución con lo que comés o bebés durante los días siguientes. Algunos alimentos pueden resultar especialmente irritantes, como comidas picantes, alimentos ácidos o bebidas calientes.

Si tenés dudas en torno al cuidado bucal posterior al tatuaje labial, el tatuador podrá darte orientación y consejos. También podría ser conveniente consultar primero con tu odontólogo para conocer su opinión y pedirle consejos sobre el cuidado bucodental ulterior. Y si te arrepentís, ¡podés ocultar tu nuevo tatuaje con una sonrisa!

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cómo el tabaco puede SER UNA AMENAZA PARA LA SALUD BUCAL?

La mayor amenaza del tabaco para la salud es su relación con el cáncer de boca. La Sociedad Americana Contra el Cáncer informa que:

  • Cerca del 90% de las personas con cáncer de boca y algunos tipos de cáncer de garganta consumen tabaco. El riesgo de desarrollar estos cánceres aumenta a medida que las personas fuman o mastican tabaco con más frecuencia o durante un período mayor.

  • Los fumadores tienen seis veces más de probabilidad de desarrollar estos cánceres que los no fumadores.

  • Alrededor del 37% de los pacientes que continúan fumando después de realizar un tratamiento para el cáncer desarrollan cánceres secundarios en la boca, garganta o laringe. Solamente el 6% de las personas que dejan de fumar desarrollan estos cánceres secundarios.

  • El tabaco sin humo se ha relacionado con cánceres de mejilla, encías y en la superficie interna de los labios. El tabaco sin humo aumenta el riesgo de contraer estos cánceres casi 50 veces.