Las encías ulceradas y los hábitos bucales

Encías inflamadas

En las consultas, es frecuente ver a pacientes quejarse del dolor de muelas. Y aunque el diente es realmente el origen del problema, en algunos casos, más frecuentemente es el tejido gingival el verdadero culpable. Pero, ¿quién ha oído hablar del dolor de encías?

Las encías ulceradas son un problema que puede afectar a personas de todas las edades, y sus causas pueden ser diversas. El primer paso para identificar el origen de tu propio dolor es reconocer algunas de las explicaciones de esta irritación más comunes entre los profesionales dentales.

¿Por qué duelen las encías?

Hay muchas razones, además de la enfermedad periodontal, por las que puede desencadenarse un proceso de encías ulceradas y dolorosas. La presión excesiva al cepillarse y usar hilo dental puede propiciar dolor gingival. Consumir cereales crujientes, snacks o papas fritas y platos calientes también puede irritar las encías y acarrear molestias por abrasión o quemadura. Las encías pueden generar la misma respuesta ante dietas muy pobres en vitaminas o estilos de vida con altos niveles de estrés.

Con todo, las bacterias siguen siendo la causa primordial del dolor gingival. Las encías envuelven los dientes y protegen las pequeñas fibras elásticas que sujetan los dientes al hueso. En el perímetro en que las encías se encuentran con los dientes hay un pequeño espacio muy propicio para la proliferación de gérmenes. En el espacio entre la encía y la base del diente rápidamente se acumula una placa bacteriana que puede derivar en gingivitis y periodontitis. Estas afecciones son más frecuentes en la población adulta, especialmente en hombres.

Apariencia de las encías inflamadas

Las encías dolorosas suelen verse rojas, moradas, ulceradas o hinchadas. Por otra parte, las encías sensibles suelen sangrar con el cepillado. Si no se tratan las encías sensibles, la sujeción de los dientes al hueso puede desgastarse, y la pieza puede terminar aflojándose o incluso cayéndose.

En otros casos de encías ulceradas , pueden aparecer llagas visuales en la boca en la cara interna de las encías y las mejillas. Según el Instituto de Otorrinolaringología, se desconoce exactamente la causa precisa de estas llagas, que son unas pequeñas úlceras aftosas (aftas) que se conocen como "llagas de fuego" por ser lesiones muy dolorosas. Entre las posibles causas de aftas destacan las alergias, los cambios de hábitos alimentarios, las deficiencias vitamínicas y el estrés.

Cuándo es algo normal

La erupción de los dientes a través de las encías en la etapa infantil puede causar muchas molestias. Normalmente tiene lugar entre los 4 meses y los 3 años, y de los 5 a los 14 años. También puede producirse cuando se colocan aparatos de ortodoncia y los dientes empiezan a realinearse.

Sin embargo, un dolor persistente del tejido gingival en adultos no es normal: si te duelen las encías, hablá con tu odontólogo para identificar y revertir la causa del malestar. Además, las consultas periódicas con el profesional de la salud bucal, pueden evitar que esta hinchazón derive en una enfermedad gingival más grave (o periodontitis).

Tratamiento

La primera defensa contra las encías ulceradas o dolorosas es seguir al pie de la letra una rutina de cuidado bucal que incluya productos para frenar y suprimir la proliferación de gérmenes. Las cremas dentales como Colgate Total® Periogard contienen agentes antigérmenes de eficacia probada, y los enjuagues bucales como Colgate Total®Periogard también pueden facilitar el proceso de curación en caso de sufrir algún síntoma temprano de daño periodontal.

Aunque una técnica demasiado enérgica puede provocar irritación, el cepillado y la aplicación de hilo dental siguen siendo absolutamente necesarios. La combinación del cepillado rutinario de los dientes con el uso de hilo dental para eliminar los gérmenes de forma mecánica y eficaz reduce la acumulación de placa en la boca, especialmente en la línea gingival. La placa (también llamada biopelícula) es una mezcla pegajosa, a menudo invisible, que se encuentra en la superficie de los dientes y está formada por bacterias, restos de alimentos y los desechos de los gérmenes al alimentarse de los residuos orales. Esta mezcla, al adherirse a lo largo de la línea gingival, puede provocar el dolor de las encías. Y cuanto más esperes para extraerla, más tiempo tendrá para dañar tus dientes y el tejido circundante.

Las formas avanzadas de periodontitis son afecciones tratables, pero no siempre son la causa del dolor. Si evitás el hábito de fumar, consumís una dieta rica en nutrientes, moderás tu nivel de estrés y dormís lo suficiente a diario, conseguirás reducir el riesgo de padecer encías ulceradas . El odontólogo también puede ayudarte a identificar los riesgos a los que te sometés sin darte cuenta y poner en marcha un plan de tratamiento que aborde específicamente la irritación que te aflige.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Mejores formas de evitar la ENFERMEDAD DE LAS ENCÍAS:

  • Cepillado y uso de hilo dental correctos

  • Usar crema dental antibacteriana y enjuague bucal para matar las bacterias

  • Visitar al dentista dos veces al año para que le realice limpiezas y revisiones

La forma simple de ayudar a prevenir enfermedades de las encías

La enfermedad de las encías es causada cuando las bacterias (placa) no se eliminan mediante el cepillado diario y el uso de hilo dental, pero por suerte es prevenible. Prueba una de nuestras cremas dentales diseñadas para reducir el crecimiento de placa y ayudar a prevenir la aparición de enfermedades de las encías.