Cuatro tipos de puentes dentales

Abuela, madre e hija cocinando

Si te faltan uno o más dientes, sabes que no estás solo. Según la Asociación Dental Americana, los adultos promedio de entre 20 y 64 años tienen tres dientes cariados o les faltan tres dientes. Afortunadamente, tienes muchas opciones para reemplazar esas piezas dentales faltantes, como los puentes dentales. A continuación, se detallan cuatro tipos de puentes dentales que podría recomendarte el odontólogo.

 

1. Puentes dentales tradicionales

Los puentes dentales tradicionales son los más conocidos. Estos puentes están formados por uno o más pónticos (dientes postizos) y las coronas dentales los mantienen fijos. Estas coronas también se denominan pilares y se cementan sobre los dientes adyacentes al diente faltante.

Los puentes tradicionales se pueden usar en los casos en que hay dientes naturales a ambos lados del hueco que deja la pieza dental faltante. Además, los puentes son lo suficientemente fuertes como para reemplazar a los molares. La desventaja de los puentes tradicionales es que el odontólogo tendrá que eliminar el esmalte para preparar los dientes adyacentes y hacer lugar para las coronas que se cementarán sobre ellos. Debido a que el esmalte no se regenera, estos dientes tendrán que protegerse siempre con coronas, incluso si más tarde decides colocarte otro tipo de puente.

 

2. Puentes cantiliever

Los puentes cantiliever son otra opción para reemplazar los dientes faltantes. Son muy similares a los puentes tradicionales, pero el póntico está sujeto al pilar solamente de un lado en vez de ambos. Por lo que si solo hay un diente natural próximo al hueco, el puente sigue siendo seguro.

Al igual que los puentes tradicionales, el odontólogo tendrá que preparar el diente adyacente por medio de la eliminación del esmalte y, así, podrá sostener al puente. Según información de los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health, NIH), como estas restauraciones quedan fijas de un solo lado, es posible que en algunos casos actúen como una palanca. Esto podría producir complicaciones como fracturas dentales o coronas flojas.

 

3. Puentes Maryland

Los puentes Maryland se consideran una alternativa conservadora a los puentes tradicionales. Estos puentes están formados por un póntico que queda fijo por medio de una estructura de metal o porcelana. Esta estructura se adhiere a las caras traseras de los dos dientes adyacentes a la pieza dental faltante. Debido a que este tipo de puente no se mantiene fijo por medio de las coronas, no es necesario que se pula el diente adyacente.

Aunque los puentes Maryland son más conservadores que los puentes tradicionales, presentan algunas desventajas. La fuerza de la resina que mantiene fijo al puente limita su fuerza, por lo que es posible que no quede fijo en zonas de la boca en que los dientes deben hacer mucha fuerza al morder, como los molares. Además, la estructura podría afectar las encías o la mordida.

 

4. Puentes sostenidos por implantes

Los puentes sostenidos por implantes son otra opción para reemplazar los dientes faltantes. Puedes usarlos si te falta más de un diente. Los implantes dentales sostienen a los puentes en lugar de las coronas o las estructuras. Generalmente, se coloca un implante en el sitio de cada diente faltante, y esta serie de implantes mantiene fijo al puente. Sin embargo, es posible que el puente esté formado por un póntico que queda suspendido entre dos coronas sostenidas por implantes. Esto ocurre en los casos en que resulta imposible colocar un implante en el sitio de cada diente faltante.

Como estos puentes están asegurados por implantes, son muy seguros y cómodos, al igual que los dientes naturales que reemplaza. Para mantener una buena salud bucal, tendrás que cepillar los puentes del mismo modo que los dientes naturales con un cepillo dental de calidad. Una desventaja es que se requiere de dos cirugías para colocar los implantes. En la primera se colocan los implantes y en la segunda el puente. Así que tendrás que esperar al menos cinco meses para tener el puente terminado.

El odontólogo puede tapar los huecos de tu sonrisa con puentes dentales. Con tantos tipos de puentes dentales disponibles, puedes tener la plena seguridad de que el odontólogo cuenta con la solución apropiada para los dientes faltantes.

 

 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Mejores consejos de cuidado bucal de los PUENTES Y CORONAS

Mientras que las coronas y los puentes pueden durar toda la vida, a veces se salen y caen. La medida más importante que usted puede adoptar para asegurar la longevidad de su corona es practicar una buena higiene bucal.

  • Mantener sus encías y dientes sanos por medio del cepillado con crema dental con flúor dos veces al día y uso diario de hilo dental.

  • Ir al dentista o higienista regularmente para que le realice revisiones y limpiezas profesionales.

  • Para no dañar su corona o puente, evite masticar alimentos duros, hielo u otros objetos duros.

No se olvide de las encías

Unas encías sanas son importantes para el éxito de las coronas y puentes. Pruebe uno de nuestros dentífricos creados para ayudar a mantener las encías saludables.