¿Es grave el herpes labial?

Mujer joven triste con dolor

El herpes labial, también conocido como ampollas febriles, son una molestia y un inconveniente para la mayoría de las personas, pero se pueden tratar con facilidad. Sin embargo, las personas con sistemas inmunitarios débiles pueden tener problemas. Aunque las llagas en sí son irritaciones menores, los síntomas del virus que las ocasiona pueden aparecer en cualquier otra parte del cuerpo si el sistema inmunitario está débil. Su médico le advertirá si una afección médica o algún tratamiento pueden debilitar su sistema inmunitario y si las ampollas febriles son algo más que llagas molestas.

¿Por qué es grave el herpes labial?

Para la mayoría de las personas, el herpes labial no es un problema grave.  Ocho de cada diez personas tienen el virus del herpes simplex tipo 1 (VHS-1), que provoca la aparición de cúmulos de llagas pequeñas con líquido en los labios o cerca de estos.  Para la mayoría de los portadores del virus, el herpes labial es el único síntoma, y las llagas por lo general se vuelven costras que desaparecen después de aproximadamente una semana.

Sin embargo, si usted tiene un sistema inmunitario deprimido, las cosas no son tan simples. Según explica la Mayo Clinic, la respuesta de un sistema inmunitario deprimido podría no controlar el virus en la etapa del herpes labial, y los síntomas podrían extenderse a las puntas de los dedos, los ojos, la piel y órganos como el cerebro o la médula vertebral.

¿Quién está en riesgo por padecer herpes labial?

Los portadores del VHS-1 están en riesgo de padecer complicaciones por herpes labial si tienen afecciones médicas o están bajo tratamientos que debilitan el sistema inmunitario, de acuerdo con la Mayo Clinic. Los pacientes que toman medicamentos contra el rechazo de órganos después de un trasplante o que están bajo quimioterapia para tratar el cáncer tienen sistemas inmunitarios deprimidos, por lo que el herpes labial podría transformarse en una afección más grave. De la misma forma, las personas en estado de inmunodepresión, como las víctimas de quemaduras graves y las personas infectadas con VIH, deben vigilar su salud con atención si perciben la aparición de herpes labial. Las personas que padecen de eczemas son otra categoría de pacientes de riesgo.

Tratamientos contra el herpes labial

Los síntomas de un brote de herpes labial suelen presentarse antes que las llagas mismas, por lo que usted puede intentar detener el virus en esta etapa temprana con varios tratamientos. Si percibe una sensación de hormigueo o ardor, o si observa enrojecimiento o inflamación alrededor de los labios, pregunte a su médico o dentista por medicamentos antivirales, como el famciclovir, el aciclovir y el valaciclovir, que pueden evitar la aparición del herpes labial.

Una vez que el herpes labial ha aparecido, se puede tratar con cremas de venta sin receta o colocar una compresa fría en la zona afectada para que sane más rápidamente. Para aliviar la irritación causada por el herpes labial, use analgésicos bucales potentes para herpes labial y úlceras bucales. No olvide lavarse las manos con jabón y agua caliente antes y después de tocar el herpes labial para evitar infecciones secundarias y reducir el contagio del virus.

¿Cuándo es grave un herpes labial?

Sin tratamiento, el herpes labial debería desaparecer de 10 a 14 días. Si su sistema inmunitario está debilitado, es importante que se ponga en contacto con su médico en caso de tener herpes labial. Además, hable con su médico de cabecera si ha tenido herpes labial durante más de dos semanas y tiene síntomas como fiebre, salpullido, salivación, dificultad para tragar o manchas blancas en la lengua y en el paladar.

¿Los herpes labiales son dañinos? Un simple herpes labial no es un problema en sí mismo, pero si el virus que lo ocasionó aparece en otra parte del cuerpo, podría provocar una enfermedad grave. Si usted cree tener un sistema inmunitario debilitado y siente esa sensación de hormigueo conocida que señala la aparición de herpes labial, consulte a su médico acerca de la mejor forma de proceder.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS