Introducción

Adhesión dental es la aplicación de una resina compuesta (plástico) del color de los dientes para reparar un diente con caries, roto, fracturado, descolorido, para que los dientes aparezcan más largos, y como una alternativa estética a los empastes de amalgama. La adhesión dental puede hacerse en una sola visita a su dentista.

Beneficios

La adhesión dental está entre los procedimientos dentales cosméticos más fáciles y menos costosos. La resina compuesta utilizada en la adhesión puede ser moldeada y pulida para coincidir con los dientes alrededor. La mayoría de las veces, la adhesión es utilizada para fines estéticos, para mejorar el aspecto de un diente descolorido o fracturado. También se puede utilizar para sellar espacios entre los dientes, para que los dientes parezcan más grandes o para cambiar la forma o el color de los dientes.

A veces la adhesión dental se utiliza como una alternativa estética a los empastes, o para proteger una porción de la raíz del diente que ha sido expuesta por la recesión de la encía.

Cuidados

El té, café, tabaco y otras sustancias pueden manchar la resina utilizada en la adhesión dental. Para prevenir o minimizar las manchas, evite comer o beber estos tipos de alimentos y bebidas durante las primeras 48 horas después de cualquier procedimiento de resina compuesta. Además de esto, cepíllese los dientes a menudo y cada seis meses realice una limpieza con un higienista dental.

Procedimiento


El primer paso es programar una consulta con su dentista, para discutir los objetivos del tratamiento. Su dentista utilizará una guía de colores para seleccionar el color de la resina compuesta que mejor coincida con el color del diente o dientes.

Una vez que su dentista haya elegido el color, este grabará ligeramente la superficie del diente para rasparlo. Con esto, el diente estará ligeramente cubierto con un líquido de acondicionamiento, que ayuda a que el material adhesivo se adhiera.

Cuando el diente esté listo, su dentista aplicará la resina, similar a la masilla, del color del diente. La resina es moldeada y alisada hasta conseguir la forma adecuada. Luego el material es endurecido con una luz ultravioleta o láser.

Después de que el material adhesivo se endurezca, su dentista lo retocará más aún, dándole forma y puliendo el material hasta que coincida con el brillo del resto de la superficie del diente.

El procedimiento generalmente dura de 30 minutos a una hora para ser completado Si tiene que hacerse más de un diente, puede que necesite programar más tiempo o visitas adicionales.

¡Mantenga su sonrisa brillante!

La adhesión puede mejorar tu sonrisa pero es importante protegerla con un cepillado frecuente. Pruebe una de nuestras cremas dentales para ayudar a mantener su sonrisa protegida.