Introducción

Las coronas y puentes son dispositivos protésicos fijos que se cementan sobre los dientes o implantes, por un prostodoncista o dentista. Las coronas son utilizadas comúnmente para cubrir o "tapar" completamente un diente dañado o un implante. Su dentista puede recomendar una corona para:

Reemplazar un empaste grande cuando no queda suficiente superficie dental

Proteger un diente débil frente a una fractura

Restaurar un diente fracturado

Colocar un puente

Cubrir un implante dental

Cubrir un diente descolorido o con una forma errónea

Cubrir un diente que ha tenido un tratamiento del conducto radicular

Los huecos que dejan los dientes perdidos, eventualmente causan que los dientes restantes se muevan, lo que resulta en una mala mordida. Esto también puede producir enfermedades en las encías y trastornos de la articulación temporomandibular. Los puentes son comúnmente usados si carece de uno o más dientes. Estos cubren el espacio de los dientes perdidos y se cementan a los dientes naturales o implantes que rodean el espacio.

Beneficios

Además de fortalecer un diente dañado, las coronas y los puentes pueden utilizarse para mejorar la apariencia, forma, alineación de un diente y la oclusión dental (mordida).

Cuidados

Mientras que las coronas y puentes pueden durar toda la vida, a veces se aflojan o se caen. Lo mejor que puede hacer para asegurar la longevidad de su corona es practicar una buena higiene bucal. Mantenga sus encías y dientes sanos cepillándose con pasta dental con flúor dos veces al día y use el hilo dental diariamente. Acuda a su dentista o higienista dental regularmente para chequeos y limpiezas profesionales.

Para evitar daños en su corona o puente nuevo, evite masticar alimentos duros, hielo u otros objetos duros.

Procedimiento

Una corona también se puede colocar sobre un implante para proporcionar una estructura y forma de diente para una función bucal normal. Las coronas de porcelana o de cerámica se pueden emparejar con el color de sus dientes naturales. Otros materiales incluyen cerámicas, acrílicos y aleaciones de oro y metales. Estas aleaciones son generalmente más fuertes que la porcelana y se puede recomendar para dientes posteriores. Porcelana fundida al metal es frecuentemente usado porque es un material fuerte y atractivo en su apariencia.

Un puente se monta en un espacio de los dientes perdidos y se fija sobre un diente o implante. Estos dientes, llamados pilares, sirven como anclajes para el puente. Un diente de reemplazo, llamado póntico dental, se une a las coronas que cubren el pilar. Al igual que las coronas, se puede seleccionar diferentes materiales para los puentes. Su dentista puede ayudarle a decidir cuál es mejor para usted, basado en la localización del diente(o dientes) perdidos, su función, consideraciones estéticas y el costo.

No se olvide de las encías

Unas encías sanas son importantes para el éxito de las coronas y puentes. Pruebe uno de nuestros dentífricos creados para ayudar a mantener las encías saludables.